viernes, 17 de diciembre de 2010

El adiós a un grande

En el día de ayer (Jueves 16 de Diciembre del 2010) se despidieron los restos de una de las personas más grandes que tuve el gusto de conocer, el Dr. Julio César Salazar.
Yo lo conocía desde poco menos de un año, y en ese tiempo, pude ver lo excelente persona que era. Que se vio evidenciado en su despedida. Muy emotiva, repleta de gente, familiares, amigos y mucho más.

Son estos momentos, los que a uno le hacen pensar y darse cuenta, cuales son las cosas que hacen "grande" a una persona. Cuales son las acciones que marcan una huella profunda en la vida de los que nos rodean. Qué es una verdadera "riqueza"... y ésta no es tener millones de dolares, casas, vehículos, etc. Es que miles de personas te lleven en sus memorias y en sus corazones, gracias a tus buenas acciones completamente desinteresadas.

Que vale más? haber amasado una fortuna monetaria o una fortuna sentimental? que a tu velorio vayan un puñado de interesados por obtener tajada en lo que dejaste o que vaya todo un pueblo porque sienten profundamente que te hayas ido ?

Una de las cosas que dijo el padre en el velatorio fue "Quien no le debe algo a julito?", evidenciando así la completa entrega de Julio por ayudar a quien lo necesitara, recibiendo cualquier cosa a cambio de atención medica, inclusive a veces nada... lo cual me trajo instantáneamente a mi cabeza al Dr. René Favaloro. Quizás Julio no fue tan conocido, o no realizó una obra tan significativa como Favaloro, pero considero que su entrega, dedicación, pasión por lo que hacía, instinto de ayudar sin importar nada, ética, moral, y sus valores personales, fueron iguales.

Y a pesar de haber sido una persona excepcional, la vida lo trató de la peor forma... dándole una terrible enfermedad que lo mantuvo sufriendo durante meses. Una asquerosa injusticia de la cual no existe libro de quejas para reclamar.

El mundo perdió a una persona excelente, a un flor de tipo, de esos que hay pocos.

Querido Julito, para concluir este breve escrito, me despido hasta siempre, con las mismas últimas palabras que me dijiste:
"Te voy a extrañar mucho"


Q.E.P.D - Dr. Julio César Salazar (09/07/1951 - 15/12/2010)

3 comentarios:

Constanza dijo...

palabras muy emotivas lo que escribiste sobre mi Tio amor.. te agradezco que nos hayas acompañado y haber estado con el tambien en sus ultimos dias, ultimos momentos.. el Julio fue un grande, en su pueblo, aca con nosotros y con cada una de las personas que le toco vivir y compartir.. lo voy a extrañar como nunca a nadie... no te olvides nunca de mi tio.. siempre voy a recordarte y siempre vas a estar en mi corazon y en mi memoria..

sergio dijo...

Muy emotiva despedida para un amigo, a la que adhiero en todos sus términos.- Aunque últimamente no nos hayamos frecuntado con Julio, su impronta estará presente en mi memoria por el resto de mi vida.-
Hasta siempre JULIO.-
SERGIO

Dani L dijo...

Muy emotivo ciertamente. Injusticia además que seguro hizo más difícil la despedida. Pero no quita que sea hermoso el afecto con el que lo recuerdan y es seguramente muy bien merecido.